Alopecia Areata

DNA kit adntro box

Descubre tus orígenes y mucho más con
el Kit de ADN más completo.

¿Ya estás genotipado? ¡Sube tu RAW!

¿Qué es la alopecia areata?

La alopecia areata es un trastorno autoinmune en el que el sistema inmunitario ataca a la superficie de la piel a través de la cual crece el pelo (folículo piloso). Es el trastorno autoinmune más frecuente en todo el mundo.

Tipos de alopecia areata

El caso más llamativo de la alopecia areata es la pérdida del cabello de todo el cuerpo (incluyendo cejas). Sin embargo, no es el único tipo de alopecia areata que existe. Tendremos distintos tipos en función del lugar y del modo que se produzca la pérdida del cabello:

  1. En parches: pérdida del pelo del cuero cabelludo en forma de múltiples parches.
  2. Alopecia total: pérdida total o casi total del cabello del cuero cabelludo.
  3. Generalizada: pérdida total o casi total del cabello en todo el cuerpo.
  4. Alopecia difusa o incógnita: pérdida total y difusa del cabello en todo el cuero cabelludo. Se trata de cabellos cortos y miniaturizados que vuelven a crecer.
  5. Ofiasis: pérdida de cabello alrededor de la cabeza en forma de banda.
  6. Sisaipho: alopecia extensa, excepto en la periferia del cuero cabelludo.
  7. Síndrome de María Antonieta (también llamado canities súbita): alopecia repentina y difusa con un encanecimiento muy repentino.
  8. Alopecia barbae: calvas en la barba.

Diferencias con la alopecia androgénica (Calvicie Común)

La principal diferencia entre ambos tipos de alopecia es su causa. La alopecia areata se debe a la destrucción de los folículos pilosos por parte del sistema inmune, mientras que la alopecia androgénica (calvicie común) se debe a cambios en el ciclo de vida del cabello como consecuencia de hormonas que actúan sobre folículos pilosos predispuestos genéticamente a sufrir calvicie.

Las hormonas masculinas (los andrógenos, como la testosterona y la dihidrotestosterona presentes tanto en hombres como en mujeres) regulan el crecimiento capilar. La testosterona estimula el crecimiento de vello en el pubis y en las axilas mientras que la dihidrotestosterona estimula el crecimiento del vello en la zona de la barba y la pérdida del cabello en el cuero cabelludo.

Fases crecimiento del pelo

El crecimiento del pelo comienza bajo la piel en unas estructuras llamadas folículos. Cada folículo produce un cabello nuevo con un ciclo de vida que consta de 3 fases.

1- Fase anágena o de crecimiento

En el caso de las cejas y las pestañas esta fase dura de 1 a 6 meses y en el caso del pelo del cuero cabelludo la fase es más larga y puede durar hasta 6 años. El pelo crece aproximadamente un centímetro cada mes.

2- Fase catágena o de transición

El pelo deja de crecer y se separa de la papila debido a la inactividad de las células del folículo. Esta fase suele durar unas cuatro semanas.

3- Fase telógena o de reposo

Cuando esta fase finaliza, el pelo se cae y empieza a crecer uno nuevo en el folículo, repitiendo así el ciclo. La duración de esta fase es aproximadamente de 3 meses. Diariamente perdemos cerca de 50-100 pelos del cuero cabelludo que se ven reemplazados por otros pelos que comienzan la fase de crecimiento.

Fases crecimiento del pelo

Alopecia Areata

La alopecia areata tiene un componente genético. Las variantes genéticas relacionadas con una respuesta inmunitaria elevada y la susceptibilidad a las enfermedades autoinmunes aumentan el riesgo relativo de sufrir alopecia areata. Por tanto, podríamos decir que la alopecia areata se trata de una combinación de desencadenantes ambientales y susceptibilidad genética.

Normalmente, los folículos pilosos presentan privilegio inmune. Este término significa que el sistema inmunitario no ve el folículo piloso. Es como si tuvieran una capa de invisibilidad de cara a las células del sistema inmune.

Esta capa de invisibilidad no es exclusiva de los folículos. Los sitios inmunológicamente privilegiados de nuestro cuerpo son los ojos, cerebro, testículos, placenta y feto. Esto ocurre únicamente en sitios donde una respuesta inmunitaria podría resultar fatal. Es un mecanismo de protección de los efectos potencialmente dañinos de una respuesta inmune inflamatoria en estructuras vitales.

Si adquirimos una visión global sobre el cabello y pensamos más allá de nuestro propio pelo, tiene sentido que a nivel evolutivo los folículos pilosos presenten privilegio inmune, ya que, para la mayoría de los mamíferos, el mantenimiento del pelo es un factor de supervivencia que necesita ser protegido incluso cuando hay una herida. 

En la alopecia areata, el privilegio inmunitario del folículo piloso desaparece conduciendo a la infiltración de glóbulos blancos (células T) y a la muerte de las células (apoptosis) del folículo piloso que provocan la caída del cabello.

Pequeñas pinceladas genéticas

Si entramos en la parte puramente genética, análisis de expresión génica en personas con alopecia areata demuestran que efectivamente existe una expresión relevante en genes de las células inmunitarias (como IL-21, IL2, IL13 y HLA-DQ) y del folículo piloso (como BCL2- like 11).

Los genes IL codifican la información de las interleuquinas que regulan el sistema inmunitario junto con el gen HLA. Cada gen HLA tiene muchas variaciones diferentes, lo que permite al sistema inmunitario reaccionar ante una amplia gama de proteínas extrañas. Sin embargo, ciertas variaciones en los genes HLA contribuyen a una respuesta inmunitaria inadecuada dirigida a los folículos pilosos que da lugar a la alopecia areata.

La región genómica 2q13 contiene los genes ACOXL y BCL2L11. El BCL2-like 11, también conocido como BIM, actúa como factor pro-apoptótico (responsable de la muerte celular). En una situación «normal», BIM se expresa en gran medida en el bulbo del folículo piloso en un patrón sorprendentemente restringido a la fase catágena (cuando el pelo deja de crecer) pero no a la fase anágena ni a la telógena.

Alopecia Androgénica

La alopecia androgénica o calvicie común tiene un origen principalmente genético, aunque también puede ser hormonal. Este origen genético se atribuye principal y originalmente a la genética materna. Sin embargo, se ha demostrado que la complejidad es mucho mayor y que en la mayoría de los casos se trata de un componente hormonal que actúa sobre los folículos pilosos predispuestos genéticamente a sufrir calvicie provocando, progresivamente, una atrofia de los mismos hasta la desaparición completa del cabello.

El principal responsable es el gen AR que proporciona instrucciones para fabricar una proteína llamada receptor de andrógenos al cual se le une andrógenos (testosterona o dihidrotestosterona). Además de jugar un papel clave en la regulación del crecimiento del pelo, los andrógenos son importantes para el desarrollo sexual masculino.

Los estudios sugieren que las variaciones en el gen AR conducen a una mayor actividad de los receptores de andrógenos en los folículos pilosos. El aumento de los niveles de andrógenos en los folículos pilosos puede conducir a un ciclo más corto de crecimiento del cabello y al crecimiento de mechones más cortos y finos además de un retraso en el crecimiento de nuevos cabellos para reemplazar los que se desprenden.

Hábitos de vida con posible impacto en la alopecia areata

Al igual que el resto de las enfermedades, la genética carga la pistola, pero es el medio ambiente quien aprieta el gatillo. Es por ello por lo que resulta de vital importancia conocer qué estilos de vida potencian el desarrollo de esta enfermedad autoinmune y cuáles pueden ser beneficiosos.

Hábitos de vida perjudiciales

  1. Fumar activa las células del sistema inmune.
  2. Los trastornos del sueño aumentan el riesgo de alopecia areata en un 300%.
  3. La obesidad provoca un aumento del 15% en el riesgo de alopecia areata.
  4. El estrés aumenta el riesgo a padecer alopecia areata.
Hábitos perjudiciales para ala lopecia

Hábitos de vida beneficiosos

  1. Vitamina A: el exceso de ácido retinoico (un derivado de la vitamina A) está relacionado con la alopecia. La vitamina A es necesaria en la cantidad adecuada. 
  2. Vitamina D: importante en la modulación de la respuesta inmunitaria. 
  3. Zinc: Un estudio descubrió que las personas con alopecia areata tenían niveles en sangre de zinc menores que personas que no padecían la enfermedad. 
  4. Quercetina: es un suplemento herbario antiinflamatorio que disminuye el TNF-alfa (involucrado en la respuesta inmune). Un modelo de ratón con alopecia areata mostró que la quercetina detuvo la pérdida de cabello.

Caso de éxito por cambios de hábitos – Alopecia areata

Como prueba de toda la información recopilada, os dejamos un caso real de un niño de 8 años con alopecia areata que demostró que gracias a la introducción de varios cambios en la dieta presentó una remisión completa de la alopecia. Los cambios en la dieta incluyeron comer alimentos no refinados, suplementos de vitamina A, D, Zinc y aceite de pescado (omega 3). 

Descubre con ADNTRO tu predisposición genética a padecer alopecia areata además de cómo personalizar tu dieta para alcanzar tus niveles óptimos de vitaminas y minerales (vitamina A, D y Zinc entre ellos) en función de tus variantes genéticas.

Y recuerda, cualquier cambio que realices relacionado con afecciones que padeces, debe hacerse siempre bajo supervisión médica. Este artículo es meramente informativo.

Comparte este post

Más artículos interesantes

Bienestar

¿Qué es la Epigenética?

El término epigenética fue acuñado en 1942 por Conrad Waddington, un biólogo del desarrollo británico, para describir los efectos de las influencias externas, como la

Leer más »
Curiosidades genéticas

Síndrome del pelo indomable

El síndrome del cabello indomable también denominado como Pili trianguli et caniculi es un síndrome raro que se caracteriza por la falta de control del cabello.

Leer más »
DNA kit adntro box

Descubre tus orígenes y mucho más con
el Kit de ADN más completo.

¿Ya estás genotipado? ¡Sube tu RAW!

Otros temas

Suscríbete a nuestra newsletter

Cada a mes enviamos noticias interesantes del mundo de la genética y actualizaciones de nuestra plataforma que no te puedes perder


Descubre lo que dice tu ADN
Explora lo que llevas ADNTRO

Un saludo del equipo de ADNTRO