¿Sabías que el tipo de metabolismo depende de tu genética? | ADNTRO

Los tipos de metabolismo según tu genética

Cuando oímos hablar de metabolismo, automáticamente solemos pensar en temas relacionados con el consumo de reservas energéticas y sobrepeso. Lo cierto es que es mucho más complejo que eso.

El metabolismo es muy amplio y engloba numerosas reacciones químicas que ocurren en nuestro organismo para adquirir y emplear la energía que necesitamos en numerosas funciones, ya que todo organismo vivo requiere de la generación y el consumo de energía constante para mantener sus estructuras celulares ordenadas que es lo que le permite seguir con vida.

Anabolismo y catabolismo: División del metabolismo

Debido a su extensión, el metabolismo está agrupado en dos categorías principales (catabolismo – persigue la generación de energía – y anabolismo – consume energía para sintetizar moléculas) que a su vez se dividen en rutas metabólicas. Podríamos definir el concepto de ruta metabólica como una serie de reacciones químicas ordenadas y encadenadas que trabajan en conjunto para obtener un fin.

Algunas rutas metabólicas

Dentro de las principales rutas metabólicas queremos destacar la beta oxidación de ácidos grasos que ayuda a comprender cómo influyen las variantes genéticas en tus resultados de ADNTRO de la guía “Cuida tu línea” (Metabolismo).

La beta oxidación es la ruta metabólica por la cual se degradan los ácidos grasos y finaliza con la cadena de transporte de electrones y la obtención de energía en forma de ATP (molécula altamente energética que permite procesos tan importantes como la contracción muscular). Como podéis imaginaros, se trata de una ruta para obtener energía a partir de nuestras reservas energéticas.

Esta ruta metabólica ocurre en las mitocondrias, orgánulos celulares encargados de suministrar la mayor parte de la energía necesaria para la actividad celular.

El gradiente de protones que se genera en la cadena de transporte de electrones puede ser “desviado” para generar calor en lugar de energía, proceso conocido como termogénesis – capacidad de incrementar la temperatura de tu metabolismo a través de reacciones metabólicas

Descubre tus variantes genéticas termogénicas

Dicho proceso es trabajo de un gen llamado UCP, que participa en el metabolismo de los lípidos (beta oxidación de los ácidos grasos) y en la producción de calor a través del desacople mitocondrial, es decir, “desviando” esa cadena de transporte de electrones liberando la energía en forma de calor, e impidiendo la síntesis de ATP (energía), aumentando la degradación total de ácidos grasos

La proteína UCP (uncoupling protein) o termogenina, es además el marcador bioquímico y molecular del tejido adiposo marrón.

El tejido adiposo marrón (TAM) puede constituir una diana clave a la hora de abordar la obesidad a través de la activación de la termogénesis, es decir, la producción de calor a partir de grasa acumulada gracias a la expresión de UCP.

La grasa marrón es un tipo especial de grasa corporal que se activa cuando te enfrías. La grasa marrón produce calor para ayudar a mantener la temperatura corporal en condiciones de baja temperatura ya que contiene muchas más mitocondrias que la grasa blanca. 

Por tanto, si en tus resultados presentas un metabolismo lento, significa que tus variantes genéticas asociadas al gen UCP no favorece el desacople del gradiente de protones de la cadena de transporte de electrones mitocondrial y por tanto no favorece el consumo de ácidos grasos.

Interesante. ¿verdad? Descubre tus variantes genéticas termogénicas y obtén tus recomendaciones personalizadas con los kits de ADNTRO en función de tu metabolismo.

es_ES