Ibéricos – Orígenes ancestrales

DNA kit adntro box

Descubre tus orígenes y mucho más con
el Kit de ADN más completo.

¿Ya estás genotipado? ¡Sube tu RAW!

Introducción a la etnia ibérica

El concepto “ibérico” procede del vocablo griego íbero, palabra que posee un origen algo incierto: la principal tesis señala su relación con una Iberia Oriental (situada en el otro extremo del mundo conocido para los griegos, en el Cáucaso) y que se aplicó a la península en referencia al otro extremo del mundo, como era la península Ibérica.

Allí el término hacía referencia al lugar donde Heracles realizó su undécimo trabajo en el Jardín de las Hespérides, un lugar famoso por la riqueza de sus minas de oro. Una región situada en torno a la actual Huelva y que se usaba para referirse al territorio circundante del río Íber y sus habitantes, los íberos, un conjunto de pueblos de distinta naturaleza política pero unidos ante los ojos griegos por unas costumbres y formas de vida compartidas.

A medida que los griegos fueron explorando la península, el concepto pasó de abarcar una pequeña parte de la península Ibérica en el siglo V a.C., hasta designar, ya en el siglo I a.C. y según el geógrafo Estrabón, la totalidad de la península; un concepto que a día de hoy pervive incluyendo España, Portugal y Gibraltar.

Íberos

La conformación del grupo íbero

El grupo étnico íbero, genéticamente hablando, se conformó principalmente durante los primeros 1200 años de nuestra era.

Los grupos celtíberos e íberos nativos de la península vivieron un largo proceso de mestizaje durante los primeros 6 siglos de nuestra era:

  • Primero los romanos, a través de las campañas militares y como colonizadores y migrantes
  • Distintos pueblos de Centroeuropa, tales como los vándalos o los visigodos, en los primeros siglos de nuestra era que encontraron en la península un espacio donde asentarse.
  • Y finalmente los pueblos árabes y bereber del norte de África, el elemento definitorio que conformaría lo que aquí entendemos como etnia ibérica.

Y es que fue en la Edad Media y bajo los primeros gobiernos musulmanes, entre los años 726-1120, cuando se estableció la definición determinante del grupo genealógico ibérico, con la fuerte impronta que la migración de pueblos del noroeste de África dejó en el territorio peninsular.

El proceso de conquista y repoblación de territorios musulmanes por parte de los reinos cristianos acentuó este mestizaje de forma definitiva.

Flujo migratorio

Aunque se carece de estadísticas en una época en que no existían censos como tal y las diferentes administraciones de los reinos peninsulares funcionaban de forma muy dispar, podemos afirmar que en el siglo XVI se dio a un periodo de grandes migraciones, tanto así que el balance emigración-inmigración arrojó un saldo negativo.

Y es que, aunque importantes contingentes de capital humano, especialmente francés, vinieron a asentarse en la península, se produjo una emigración masiva voluntaria hacia América, con más de 15.000 emigrantes en los primeros 15 años a partir de las expediciones de Colón.

O una migración forzosa, con las expulsiones de judíos y mudéjares a finales del siglo XV y que se dirigieron, respectivamente, hacia Asia oriental, norte de Italia y norte de Europa, y África del norte, principalmente las actuales Marruecos, Argelia y Túnez. Un proceso este de la migración forzosa que pervivió con las huidas de moriscos durante la primera mitad del siglo XVI con dirección a África del norte.

Igualmente, las distintas guerras que sacudieron Europa en los siglos XVI, XVII y XVIII y en las que la Monarquía Hispánica participó de forma tan activa supuso una movilización de soldados castellanos, muchos de los cuales se instalaron en los distintos reinos que pertenecían a la Corona de los Austrias: norte de Italia, condados de Centroeuropa, y Flandes.

Posterior al siglo XVIII

Por otro lado, la migración a América nunca dejó de ser un factor importante de dispersión de población ibérica: sólo la emigración española de los primeros veinte años del siglo XX data de en torno a 2 millones de españoles que recalaron en Argentina, Uruguay, Chile, Brasil y Cuba.

Argentina sola recibió, entre 1870 y 1930, 4 millones de personas. En Brasil, un ingente número de portugueses acudieron, especialmente tras la abolición de la esclavitud y la apertura de todo un mercado de posibilidades en el país americano, y como refugio ante los vaivenes políticos del siglo XX y la dictadura de Salazar.

En España, con la Guerra Civil, hasta 140.000 refugiados marcharon a Francia, donde no tuvieron buena acogida, los cuales retornaron a España, marcharon a América o permanecieron en Francia para vivir el inminente estallido de la II Guerra Mundial. Pero una gran mayoría de refugiados políticos encontraron en América, principalmente México y Argentina, su destino.

Avanzando en el tiempo, ya en los años 60 españoles y portugueses dirigieron su mirada a Europa para buscar una mejor vida, ante las oportunidades que en Europa occidental se abrió en las grandes fábricas centroeuropeas. Un evento este de la emigración a Europa que cogió mucho impulso en las últimas tres décadas tras la entrada de España en la Unión Europea y la apertura de las fronteras de los países miembros a la libre circulación humana por los mismos.

¿Quieres saber si tu ADN tiene similitud con la etnia ibérica? ¿Tienes curiosidad por saber más acerca de otras etnias? Descúbrelo en ADNTRO. No te dejará indiferente.

Referencias bibliográficas

  • Bycroft, C., Fernandez-Rozadilla, C., Ruiz-Ponte, C. et al. “Patterns of genetic differentiation and the footprints of historical migrations in the Iberian Peninsula”. Nature Communications 10, 551 (2019). https://doi.org/10.1038/s41467-018-08272-w
  • Domínguez Monedero, Adolfo J. “Los términos Iberia e íberos en las fuentes grecolatinas: estudio acerca de su origen y ámbito de aplicación”. Lucentum Nº 2 (1983): pp. 203-224.
  • García Cárcel, Ricardo (coord.). Historia de España. Siglos XVI y XVII. La España de los Austrias. Cátedra, Madrid, 2003.
  • García Cárcel, Ricardo (coord.). Historia de España. Siglo XVIII. La Espala de los Borbones. Cátedra, Madrid, 2002.
  • García de Cortázar, Fernando. Atlas de Historia de España. Planeta, Barcelona, 2012 (2005).

Comparte este post

Más artículos interesantes

Noticias corporativas

Conway. El Juego de la Vida

Explicación del Juego de la Vida El Juego de la Vida es un autómata celular desarrollado por el matemático John Horton Conway en 1969. Lo

Leer más »
Nutrigenética

Agricultor vs Cazador

A lo largo del proceso de evolución ha habido grandes cambios significativos en nuestra historia. Uno de ellos, sin duda, es el cambio del modo

Leer más »
DNA kit adntro box

Descubre tus orígenes y mucho más con
el Kit de ADN más completo.

¿Ya estás genotipado? ¡Sube tu RAW!

Otros temas

Suscríbete a nuestra newsletter

Cada a mes enviamos noticias interesantes del mundo de la genética y actualizaciones de nuestra plataforma que no te puedes perder