Descubre las pautas para tu dieta en base a la genética | ADNTRO

Pautas en mi dieta recomendadas según mi genética

Meal plan
DNA kit adntro box

Descubre tus orígenes y mucho más con
el Kit de ADN más completo.

¿Ya estás genotipado? ¡Sube tu RAW!

Existen diversos genes implicados en rutas metabólicas que influyen el cuidado de nuestra línea: el tipo de metabolismo (termogénesis), el apetito (saciedad) y la descomposición de triglicéridos (lipólisis). En función de las variantes genéticas que presentes para cada uno de estos factores, es sugerible que sigas unas pautas u otras en tu dieta.

  • Si tienes un metabolismo lento, es sugerible que estimules la activación de la grasa marrón (la que se quema). Descubre cómo en las sugerencias personalizadas de los kits de ADNTRO.
  • Si tu apetito es elevado, es sugerible que tengas una dieta fraccionada: poca cantidad de alimento con mayor frecuencia
  • Si tu descomposición de triglicéridos es lenta, es sugerible la reducción de la ingesta de carbohidratos simples entre otras.

Y esto ¿a qué se debe? La respuesta está en la genética

1) APETITO: GENÉTICA QUE SUGIERE UNA DIETA FRACCIONADA

Después de haber comido, tu cuerpo libera leptina, la hormona de la saciedad. Más tarde, cuando bajan los niveles de leptina, se libera grelina, la hormona del hambre, lo que le indica que tienes que comer.

La señal de leptina debe ser recibida por las células neuronales. En las personas que padecen sobrepeso u obesidad, generalmente existe un nivel alto de leptina en su organismo, pero a menudo las neuronas de su hipotálamo no reciben la señal. Algunos investigadores teorizan que las personas pueden ser resistentes a la leptina debido a variantes genéticas que también hacen que las personas sean ‘hiperfágicas’ o insaciables (la señal no se recibe en el cerebro, aunque se esté produciendo).

Hay 3 genes principales involucrados en la saciedad (regulación de la ingesta de alimentos):

  1. Gen MC4R: el gen del receptor de melanocortina 4 juega un papel importante en la ingesta de alimentos, el equilibrio energético y el control del peso. Variantes de MC4R causan obesidad al causar hiperfagia (ingestas descontroladas de alimentos) y disminución de la sensación de saciedad. 
  2. Gen FTO: el gen FTO actúa como una ARN desmetilasa. Esto significa que la proteína codificada por el gen FTO actúa para regular la expresión génica de otros genes. Las variantes en el gen FTO expresan más FTO, posiblemente alterando el ARNm de grelina y provocando niveles más altos de grelina («hormona del hambre»). Además, el gen FTO interactúa con la leptina y aumenta la resistencia a la leptina.
  3. Gen BDNF: es una hormona de crecimiento fascinante que realiza muchas funciones en nuestro cerebro. Es importante en la obesidad ya que está relacionado con la forma en que tu cerebro controla tu apetito. Niveles bajos de BDNF resultan en un exceso de ingesta: «comportamiento hiperfágico«.

2) DESCOMPOSICIÓN DE TRIGLICÉRIDOS: GENÉTICA QUE SUGIERE LA REDUCCIÓN DE CARBOHIDRATOS SIMPLES.

Las grasas se generan a partir del exceso de carbohidratos consumidos. Esas grasas (ácidos grasos) se unen con otra molécula (glicerol) generando los triglicéridos.

Las personas con sobrepeso u obesidad suelen tener niveles de triglicéridos más altos de lo normal, pero al igual que se generan, los triglicéridos también se eliminan. En esta eliminación contamos con factores genéticos y ambientales. Vamos a ver el factor genético asociado al metabolismo de los triglicéridos.

La degradación de los triglicéridos se lleva a cabo en un proceso metabólico conocido como lipólisis en el cual los triglicéridos se vuelven a descomponer en ácidos grasos y glicerol gracias a las lipasas, liberando energía para nuestro organismo.

La lipoproteína lipasa (LPL) es la principal enzima encargada de la descomposición de triglicéridos codificada por el gen LPL y regulada a su vez por el gen APOA5. Es por ello que variantes genéticas en el gen LPL y APOA5 están asociadas con una mayor o menor eficiencia de la lipólisis, es decir, de la degradación de triglicéridos.

Variantes en el gen GCKR también estarán asociadas a un aumento en los niveles de triglicéridos por causas genéticas. Estudios científicos han permitido elaborar una explicación potencial en la cual sugieren que estas variantes disminuyen la expresión de enzimas involucradas en la glucólisis (ruta metabólica que consume la glucosa para generar energía) y sobreexpresan enzimas involucradas en la vía de lipogénesis y en la producción de VLDL (moléculas encargadas del transporte de los triglicéridos).

Por estos motivos, si presentan niveles bajos de lipólisis (quemas lento las grasas), tu genética te predispone a niveles altos de triglicéridos (factor influyente en la obesidad) ya que tu organismo está peor predispuesto a su descomposición.

3) METABOLISMO: GENÉTICA QUE SUGIERE LA ACTIVACIÓN DE LA GRASA MARRÓN

La explicación genética asociada con el metabolismo lento la podrás encontrar en este artículo donde te contamos las rutas metabólicas implicadas en el consumo de ácidos grasos y el por qué es un factor influyente a la hora de cuidar tu dieta. 

MIS RESULTADOS GENÉTICOS

Descubre qué variantes esconde tu genética y obtén tus sugerencias personalizadas aplicables en tu dieta con los kits de ADNTRO.